Flores comestibles.

Muchas personas evitan consumir flores comestibles, porque tienen miedo de probarlas o temen que puedan ser tóxicas. Hay una serie de flores comestibles seguras, pero es importante hacer una investigación y saber cuáles son comestibles. Cultiva las flores tú mismo o consíguelas de una fuente de confianza para asegurarte de que son orgánicas. No recoger flores comestibles en estado silvestre; puede ser una especie protegida. Las flores silvestres pueden ser cultivadas a partir de semillas en el jardín de tu casa. Muchos jardineros cultivan flores culinarias anuales junto con hierbas y verduras. Las flores perennes comestibles pueden ser cultivadas como plantas ornamentales en el paisaje y después se recogen, según sea necesario. Algunas flores comestibles comunes son las rosas, violeta, bálsamo de abeja, la capuchina, la borraja, la salvia y el lirio de día.

Recogiendo flores comestibles

Paso 1

Corta las flores. Lo mejor es cosecharlas el mismo día que vas a utilizarlas. Se pueden cortar en cualquier momento una vez que están maduras. Las flores que no están completamente abiertas conservarán sus pétalos más tiempo. Utiliza sólo las flores cultivadas sin herbicidas ni pesticidas. Elige las mejores flores y revisa que no estén sucias o tengan insectos. No las laves; esto puede dañar los pétalos.

Paso 2

Coloca las flores directamente en el agua. Ten un recipiente de agua contigo en el jardín. Los tallos se pueden dejar en un jarrón hasta que se necesiten. Algunas flores, como las violetas, no tienen un tallo fuerte y no pueden ser colocadas en un florero. Corta este tipo de flor justo debajo de la cabeza de la flor. Colócalas sobre una toalla de papel húmeda en un recipiente de plástico abierto y almacénalas en el refrigerador. Algunas flores se mantendrán frescas por varios días, mientras que otras deben ser cortadas y utilizadas el mismo día.

Paso 3

Prepara las flores para su uso. Las que tienen más tallo tendrán que ser cortadas cerca de la cabeza de la flor. Antes de utilizarlas, coloca las flores sobre una toalla de papel para absorber el exceso de humedad. No querrás flores mojadas, si estás adornando una tarta. Sin embargo, la humedad es un problema menor para las flores que van a ser utilizadas en ensaladas o aderezos. Estas simplemente se agregan al resto de las hortalizas. Las flores grandescomo lirio de día se pueden rellenar con huevo o ensalada de pollo y mantenerse refrigeradas hasta que se sirvan.

Consejos y advertencias

  • No todas las flores son seguras para el consumo humano. Incluso las destinadas exclusivamente para la decoración deben ser seguras al tocar los alimentos. Las flores contienen polen, por lo que podría ser un problema para las personas con alergias. La mejor manera de empezar es consultar un libro sobre flores comestibles.